Cómo Conseguir Fruta en Animal Crossing Wild World

Anuncios

En Animal Crossing, las frutas son una buena fuente de dinero, sobre todo cuando no son nativas de tu pueblo. Además, te ayudan a darle una bonita apariencia a cada rincón del mismo. Teniendo en cuenta que solo habrá uno de los 5 tipos de frutas en tu territorio, se hace necesario conocer las formas de encontrar más.

Aquí vas a descubrir cómo conseguir fruta en Animal Crossing: Wild World de formas sencillas y rápidas.

Cómo Conseguir Fruta en Animal Crossing Wild World
Cómo Conseguir Fruta en Animal Crossing Wild World

Aprende a buscar fruta en Animal Crossing: Wild World

En cada pueblo de Wild World, hay una fruta autóctona, que llegan a ser cerezas, manzanas, naranjas, peras o melocotones. La tuya la puedes vender a Tom Nook, por 100 bayas, lo que claramente es poco. En cambio, cuando le ofreces una fruta que no es nativa, te la comprará a un costo de 500 bayas, mucho mejor.

Esta sin dudas es una buena razón para buscar otras variantes diferentes a las de tu pueblo. Ahora bien, ¿cómo las obtienes? Hay al menos tres métodos que te ayudarán a conseguirlas.

Abre el regalo de tu mamá

En el juego, tendrás una mamá que te va a dar un regalo en tu segundo día en el pueblo. Este regalo se trata de una fruta no nativa, por lo que es una forma fácil de obtener tu segunda variante. Así que solo tendrás que abrir el regalo y sembrar la fruta, y ya tendrás tu propio árbol.

Comparte con amigos

Como se cultivan en cada pueblo, las frutas se pueden compartir entre los jugadores. Si conoces a algún amigo que posea la fruta que quieres, no tendrá problemas en compartirla contigo, sobre todo si tú también lo haces. Esta es una forma fácil de conseguir otra variedad.

En caso de que no tengas amigos en el juego, te corresponde aplicar el otro método: hacer contacto con tus vecinos.

Habla con tus vecinos

Aquí entran en juego tus vecinos, pues son los que te ayudarán a facilitar la tarea, además de fortalecer tu relación con ellos. Para comenzar, busca papel de cartas, que puedes comprar o buscar en los objetos perdidos. Cuando lo tengas, escríbele una carta a uno de tus vecinos, pero esta no será normal.

Es importante que seas amable e incluyas un mensaje breve y directo. Lo más recomendable es que escribas algo como: “Hola, María (el nombre de tu vecino): Quiero fruta, querida vecina. Fernando (Tu nombre)”. Una vez que hagas tu carta, añade una fruta como regalo y dirígete a la oficina de correo.

Allí envíasela a tu vecino o a varios de ellos, y espera a su respuesta. Luego de dos días aproximadamente, vas a recibir una carta de tu vecino con un regalo incluido. Aunque puede ser ropa, lo más seguro es que te envíe fruta en respuesta a tu carta.

Anuncios