Cómo Ganar en Clash Royale Arena 4

La arena 4 de Clash Royale es el fuerte del P.E.K.K.A. El PEKKA es una gran tropa de la saga de Clash Of Clans, por lo que Supercell para darle continuidad a la saga decidió hacerle este tributo a través de la arena a una de las tropas más fuertes en aquel entonces. Incluso, en Clash Royale es una de las cartas con mayor puntuación de vida.

Al llegar a esta arena desbloquearemos distintas cartas, por lo que es normal que algunos jugadores se queden trabados en este nivel. Conseguiremos tropas como la torre tesla, la horda de esbirros que es muy utilizada hasta las arenas finales, la torre infernal, el monta puercos, el hechizo de hielo para ralentizar oponente, el dragón infernal y obviamente como su nombre indica, el PEKKA.  

IMPORTANTE: Descubre como Hackear Clash Royale, o pulsa en el botón

DONTRUKO
Cómo Ganar en Clash Royale Arena 4
Cómo Ganar en Clash Royale Arena 4

Cómo Ganar en Clash Royale Arena 4

Cabe destacar que en esta arena te encontraras con nuevos oponentes con mayor habilidad dentro del juego, se empiezan a complicar las cosas, y si no te preocupaste en aprender acerca de las cartas en las primeras arenas, esta se te hará cuesta arriba. Lo importante para ganar en el fuerte de PEKKA es conocer tus tropas, de qué manera actúan en combate para atacar y defender, y saber que cartas pueden hacerle mucho daño.

En esta arena 4 podremos contar con mazos con una gran variedad de cartas, en este artículo te mostraremos uno con el que puedes pasar de arena 4 muy rápido. Es importante que sepas que, si alguna carta no la consigues al momento de llegar a la arena, puedes comprarla en la tienda.

Mazo Montacarneros y hechizos:

Este es el mazo que cuenta con la mejor variedad que podemos encontrar en la arena 4, este mazo tiene una estrategia neta para atacar con una buena combinación para acabar con las torres enemigas de forma rápida, primero invocamos al gigante para tanquear, detrás de un montapuercos y un bombardero, que son tropas que derriban torres muy rápido, mientras los gigantes se encargan de recibir el daño enemigo.