Como se Llaman las Cartas de Clash Royale

Clash Royale es un juego de estrategia en el que la mecánica principal consiste en arrojar cartas con tropas. Estas cartas tienen un conjunto de estadísticas y propiedades que las hacen únicas e irrepetibles. En función de esto, te mostraremos como se llaman las cartas de Clash Royale.

Ellas se clasifican según su rareza. Mientras más baja sea esta, más probabilidades tiene de salir en cofres. Del mismo modo, mientras más alta es la rareza de una carta, menos chances hay de que esta se encuentre. Las cartas pueden ser comunes, de color azul, especiales, de color naranja, épicas, de color morado y por último, legendarias, que tienen una forma diferente y una textura de vidrio.

Lo que hace especiales a cada una no es solo su rareza, sino sus habilidades. Ejemplo de ello es la reina, que causa daño de área a unas distancias descomunales.

IMPORTANTE: Descubre Los Mejores Nombres para Clash Royale, o pulsa en el botón

DONTRUKO
Como se Llaman las Cartas de Clash Royale
Como se Llaman las Cartas de Clash Royale

Clasificación de cartas en Clash Royale

Las cartas también se pueden clasificar según sus funciones. Ellas pueden ser tropas, estructuras y hechizos. Las tropas son todas las unidades vivas que pueden ir a destruir al enemigo. Además, pueden ser aéreas o terrestres, y hacer daño tanto a tropas aéreas como terrestres. Las estructuras son todos los edificios que se usan para defender, aunque se incluyó hace algunas temporadas la máquina de elixir.

Los hechizos son todas las cartas que pueden alterar el estado del enemigo o el de las tropas del jugador, así como causar daño a distancia. Hay varias cartas de hechizo, pero la mejor de todas es la de furia o la de congelación. Aunque siempre se recomienda tener un hechizo de daño, como el cohete o la bola de fuego.

La efectividad de cualquier mazo que fabriques va a depender de la sinergia que haya entre las cartas que uses. Esto quiere decir que no todas pueden ser tropas, ni pueden predominar en tu equipo los hechizos. Hallar el equilibrio entre tropas útiles, hechizos y estructuras determinará tu victoria o derrota dentro del juego, incluso un poco más que la estrategia que uses.